Un profesor de Fisioterapia plantea una nueva herramienta para combatir el párkinson

23/06/2015

Señala a la isatina como potencial agente contra esa patología

Una sustancia endógena, que genera el propio organismo “pero que no se sabe exactamente cómo, dado que hay muy pocos estudios sobre ella”, ha sido vista por un profesor de la Facultad de Fisioterapia del campus de Pontevedra, Lorenzo Justo, como un compuesto que podría ayudar a combatir el párkinson, la segunda enfermedad neurodegenerativa más prevalente actualmente”.

Justo centró su tesis doctoral en esta sustancia endógena y señala que puede tener aplicaciones en el tratamiento del párkinson dado que “la administración de isatina permite incrementar los niveles de dopamina, un neurotransmisor que se encuentra disminuido en el párkinson, lo que provoca las alteraciones motrices que caracterizan a esta enfermedad”, señala el docente de la Universidad de Vigo. De hecho, las pruebas realizadas sobre sus efectos demostraron que la isatina actúa como inhibidor de la principal encima encargada de la degradación de la dopamina.

Aunque las potencialidades como agente antiparkinsoniano ya fueron objeto de análisis por parte de la comunidad científica, Justo destaca que “sobre esta sustancia hay solo estudios aislados” y “realmente se sabe muy poco sobre ella, que se observó en concentraciones incrementadas de orina de pacientes con párkinson pero que también puede estar presente en el tejido nervioso”, como describe en su investigación. Su tesis, que llevó a cabo con los profesores Rafael Durán y Lilian Rosana Ferreira como tutores y con la colaboración del docente Miguel Alfonso Pallares (miembros del grupo de investigación del Laboratorio de Neuroquímica), permite “acercar información sobre el funcionamiento neuroquímico de este compuesto que, aunque nunca se pueda llegar a usar como fármaco, el cuerpo lo va a seguir produciendo de forma endógena, lo que justifica la investigación”.

Tanto el autor de la tesis como su tutor, Rafael Durán, dejan claro que la investigación realizada no permite concluir que esta poco conocida sustancia se vaya a convertir el día de mañana en un medicamento: “Eso es algo hipotético, tendrían que pasar muchos años de estudios clínicos” y “muchas investigaciones por hacer”. No obstante sí que incide en que es “evidente que el compuesto tiene relación con esta enfermedad”. Debido a su presencia en mayores cantidades en la orina de los enfermos de párkinson, señala también que la isatina podría servir como un marcador de esta patología.

 

Fuente: http://www.farodevigo.es/

Abrir chat