INTEL Y FUNDACIÓN MICHAEL J. FOX SE UNEN PARA INVESTIGAR EL PÁRKINSON

15/10/2014

Intel y la Fundación Michael J. Fox para la Investigación del Parkinson (MJFF, por sus siglas en inglés) se unieron para para mejorar la investigación y el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, una patología neurodegenerativa cerebral que afecta especialmente las capacidades motoras de quien la padece, según se reportó en un comunicado de prensa.

Ambas compañías realizaron un estudio a principios de este año para evaluar la facilidad de uso y precisión del uso de dispositivos vestibles en el rastreo de las características fisiológicas de los participantes y de la utilización de una plataforma analítica de grandes datos para recopilar y analizar información. Los participantes (16 pacientes de párkinson y nueve voluntarios de control) usaron los dispositivos durante dos visitas a la clínica y en el hogar, de forma continua durante cuatro días.

Actualmente, los científicos contaban con un reducido número de datos sobre la enfermedad de Parkinson porque recogían la información de forma esporádica y rudimentaria. No obstante, a través de los dispositivos vestibles, se pueden recopilar y analizar variables medibles como la lentitud en los movimientos, el temblor y la calidad del sueño de miles de personas que padecen la enfermedad, para obtener un mejor diagnóstico de la progresión clínica de la enfermedad de Parkinson y sus cambios moleculares.

Bret Parker, un hombre de 46 años de Nueva York, está conviviendo con la enfermedad de Parkinson y participó en el estudio. “Sé que muchos doctores les dicen a sus pacientes que mantengan un registro para realizar un seguimiento de su enfermedad de Parkinson”, dijo Parker. “Yo no soy un paciente obediente en ese aspecto. Presto atención a mi párkinson, pero no hago eso todo el tiempo. Los dispositivos vestibles hicieron un monitoreo por mí de una manera que ni siquiera me di cuenta, y el estudio me permitió tomar un papel activo en el proceso de desarrollar una cura”.

Los científicos de Intel están relacionando los datos obtenidos con las observaciones clínicas y los expedientes diarios de los pacientes para medir la precisión de los dispositivos, y están desarrollando algoritmos para medir los síntomas y la progresión de la enfermedad.

Teniendo en cuenta estos estudios, a finales de este año, Intel y la MJFF planean lanzar una nueva aplicación móvil que permite a los pacientes registrar los medicamentos que toman y cómo se sienten. El esfuerzo es parte de la próxima fase del estudio para permitir a los investigadores médicos estudiar los efectos de la medicación en los síntomas motores a través de los cambios detectados en los datos de los sensores de los dispositivos portátiles.

Además, para analizar la gran cantidad de datos, Intel ha desarrollado una plataforma de análisis de grandes datos que puede almacenar una gran cantidad de información e integra una serie de componentes de software, entre éstos Cloudera, una plataforma de software de código abierto que recopila, almacena y gestiona datos. También, soporta una aplicación de análisis desarrollado por Intel para procesar y detectar cambios en los datos en tiempo real. Mediante la detección de anomalías y de cambios en el sensor y de otros datos, la plataforma puede proporcionar a los investigadores una manera de medir la progresión de la enfermedad de forma objetiva.

Se espera que más adelante la plataforma pueda almacenar otros tipos de datos, como el genoma del paciente y los resultados de los ensayos clínicos. Todd Sherer, el presidente de la Fundación afirmó que: “La ciencia de los datos, la computación portátil y los datos procedentes de otras fuentes tienen el potencial de transformar nuestra capacidad de capturar y medir objetivamente la experiencia real de la enfermedad en los pacientes, con implicaciones sin precedentes para el desarrollo de medicamentos de Parkinson, el diagnóstico y el tratamiento”.

Fuente: http://www.enter.co

Abrir chat