Hoy queremos compartir con vosotros una entrevista realizada a Raúl Martínez Fernández, neurólogo de la Unidad de Trastornos del Movimiento del Centro Integral en Neurociencias A. C. HM CINAC, en Madrid, realizada por Diego Santos, Vicepresidente de la Fundación Curemos al Parkinson

El equipo donde trabaja el Dr. Martínez, liderado por el Dr. José Obeso, es puntero en la aplicación de los ultrasonidos mediante una técnica llamada HIFU. Es algo revolucionario que se está desarrollando progresivamente desde hace poco tiempo y que podría ser útil en algunos pacientes con enfermedad de Parkinson. Buenos días Raúl, y ante todo muchas gracias por tu tiempo y disponibilidad. ¿Qué significa el término HIFU? ¡Buenos días y gracias a vosotros por el interés! HIFU son las siglas de High-Intensity Focused Ultrasound, lo que en inglés sería ultrasonido focal de alta intensidad.

Resumidamente, ¿en qué consiste la terapia?, ¿qué recursos son necesarios?, ¿qué profesionales intervienen? Como actualmente casi todo en Medicina éste es un trabajo de equipo. En nuestro centro el equipo que realiza este tratamiento está compuesto por neurólogo, neurocirujana, enfermería, ingenieros y técnicos de imagen. Pero en realidad en la evaluación global del paciente también participan Radiología, Neuropsicología, Neurofisiología… este es y debe ser un tratamiento multidisciplinar. El tratamiento comienza con una buena selección del paciente, es decir, aquel que potencialmente puede ser más beneficiado. El día del tratamiento al paciente se le coloca en la camilla de resonancia magnética, de dónde no se puede mover durante todo el procedimiento. Durante la primera hora se realiza la planificación de la diana o punto del cerebro sobre el que se quiere incidir con el HIFU para hacer una ablación y en las dos/tres horas siguientes se va liberando energía de manera progresiva para la realización de la lesión. Esto de hacer ablaciones para tratar temblor o enfermedad de Parkinson se lleva haciendo desde hace décadas, la gran ventaja del HIFU es que permite realizarlo sin la necesidad de incisión quirúrgica, es decir, sin la necesidad de cirugía y por tanto evitando las complicaciones asociadas a la misma.

¿En qué patologías se está aplicando actualmente el HIFU? Ya lleva varios años aplicándose y hay varios estudios en marcha de tumores cerebrales, metástasis óseas, tumores de próstata o miomas uterinos. Aunque el concepto es el mismo el transductor de ultrasonido que se utiliza no es el mismo que para el cerebro.

Y centrándonos en las enfermedades neurológicas, ¿en qué patologías se está aplicando?, ¿y en cuales podría llegar a aplicarse? Actualmente en dolor neuropático, temblor esencial y enfermedad de Parkinson, pero lo cierto es que tiene muchísimas aplicaciones potenciales, empezando por cualquier patología que pueda ser tratado con estimulación cerebral profunda.

Si queréis ver la entrevista completa, consultad el siguiente enlace en Curemos el Parkinson