Texto

19/09/2015

Tras el paréntesis estival, la delegación turolense de la Asociación Párkinson Aragón acaba de retomar su actividad de apoyo a los pacientes que tienen esta enfermedad y sus pacientes.

El Grupo de Ayuda Mutua que se dedica a la atención de los familiares de los afectados por Párkinson y socios de la Delegación y se reúne una vez al mes, realizó hace unos días su encuentro de septiembre en la sede de la asociación.

Aprovechando la vuelta definitiva de vacaciones de verano y el tema principal del boletín Resistiré, publicado por la Asociación Párkinson Aragón, se realizó una sesión especial en torno al agua y sus beneficios relajantes.

Los familiares de afectados por párkinson tuvieron espacio para hablar y contar qué habían hecho durante los días de verano pasados, abriendo así una actividad que fortalece las relaciones con las demás personas y brinda la posibilidad de expresar las preocupaciones y dificultades de este colectivo.

El encuentro sirvió también para que sus participantes recibieran un ejemplar en papel del boletín informativo que recoge las noticias y las actividades hechas en la Delegación, de manera que se ayuda a recordar y reforzar el esfuerzo diario, y la utilidad del mismo, con sus familiares.

El tema del Boletín Resistiré de este trimestre giraba en torno al agua y a partir de este material en la reunión se comentaron brevemente algunos de beneficios para la salud según la temperatura y su uso, beneficios del agua caliente/fría, en la ducha o en el aseo, como toma de infusiones, etc.

Además se propuso una breve actividad de relajación a base de ejercicios de respiración mientras los asistentes escuchaban sonidos de lugares de la naturaleza en los que hay agua (ríos, el mar, fuentes…) ante la cual los asistentes, respondieron con gran satisfacción, y que más adelante fue completada por la visualización de una presentación de lugares accesibles de Teruel y provincia, en los que los usuarios puedan ir, en diferentes épocas del año, a disfrutar del agua, del entorno y de la relajación que ello supondría.

Toda la actividad en su conjunto fue acompañada por un exquisito bizcocho acompañado de infusión de manzanilla y un poco de chocolate, perfecto para endulzar y animar esa mañana de “principio del curso” en el que, desde la Delegación de Teruel de Párkinson Aragón se aseguró que se está dispuesto a seguir trabajando duro para mejorar la vida de los afectados por párkinson y sus familias.

 

Fuente: www.diariodeteruel.es