Fueron los primeros fármacos utilizados para el tratamiento de la EP, aunque actualmente casi no se recomienda su uso salvo excepciones, como puede ser el temblor intenso resistente a otras alternativas de tratamiento.

Entre sus efectos secundarios está la sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento, retención urinaria, confusión, alucinaciones, etc. Por lo que la balanza entre efectos secundarios y beneficios es poco favorable.

Algunos de los nombre comerciales son: Artane®, Artane retard® , Akineton®, Akineton retard®.