A nivel farmacológico, el desarrollo de fármacos ha sido vertiginoso en los últimos 40 años, si bien es cierto que ninguno cura la enfermedad o detenga el curso evolutivo de la misma. La medicación busca mejorar los síntomas derivados de la patología.

Lo que sí parece afirmarse, es que la levodopa es el fármaco fundamental en el tratamiento de la enfermedad.

Es necesario establecer por parte del neurólogo un tratamiento individualizado en función de los signos, síntomas, situación personal, familiar, laboral y emocional de cada afectado.

Hoy en día, los fármacos más utilizados son:

  • Levodopa
  • Agonistas dopaminérgicos
  • Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO-B)
  • Inhibidores de la Catecol-O-Metiltransferasa (ICOMT)
  • Anticolinérgicos
  • Amantadina
  • Sistemas de infusión continua de fármacos
  • Otros